Cognitiva:

 

Este tipo de terapia se centra en los síntomas y en los problemas actuales del paciente. Determinados patrones de pensamiento tienen efectos adversos sobre las emociones y la conducta, por lo que se aborda su reestructuración para la mejora de la situación actual del paciente y para la prevención de recaídas.

 

Que el núcleo de modificación sean las creencias, actitudes, atribuciones y pensamientos del paciente no significa que este enfoque olvide el trabajo emocional y conductual. Así mismo, aunque se trabaje en el "aquí y ahora" tambien se exploran las causas históricas en cuanto al origen de esos patrones de pensamiento disfuncionales.

 

Este tipo de orientación tiene, por definición, un enfoque global e integral, con la colaboración no sólo del paciente sino de profesionales y expertos de otros campos.

 

Se trata de una perspectiva de elección para determinados trastornos y goza de muy alta efectividad en la práctica clínica.

© 2015 - Cristina Prieto - Licenciada en Psicología

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon